NORMATIVA EXTRAORDINARIA PARA EL ACCESO Y CONSULTA DE DOCUMENTACIÓN

El AHDS reabrirá al público sus instalaciones a partir del próximo día lunes 29 de junio de 2020 en horario de lunes a viernes de 09:30 a 13:30 h..

La reapertura supone alteraciones para adaptar nuestros servicios a las circunstancias actuales; se ha modificado y completado la normativa de acceso y consulta vigente en nuestro archivo. Esta y los cambios que figuran a continuación son de obligado cumplimiento.

 

  • En la situación actual y siguiendo las recomendaciones de las autoridades sanitarias el AHDS reduce su aforo.
  • Los usuarios deberán evitar el uso del ascensor, siempre que sea posible y en todo caso el uso será individual.
  • Los usuarios deberán respetar las normas de distanciamiento social (mínimo de 1,5 m. de distancia) así como las normas de higiene establecidas por las autoridades sanitarias.
  • Es obligatorio el uso de mascarilla y guantes, igualmente la desinfección de manos (con o sin guantes sintéticos) a la entrada.
  • El AHDS pondrá a disposición de sus usuarios dispensadores de gel hidroalcohólico, así como agua y jabón.
  • El uso de zonas comunes se verá restringido temporalmente en función de la evolución de la situación.
  • El acceso a las taquillas pudiera circunstancialmente limitarse.
  • Para el acceso a la documentación es preciso el uso de guantes de algodón sobre los guantes sintéticos.
  • La consulta se limita a 6 documentos o unidades de instalación por día e investigador.
  • El acceso a la documentación se verá restringido por los períodos de cuarentena de la misma impuesto por las autoridades sanitarias.
  • El acceso a la biblioteca auxiliar se realizará bajo pedido al personal de sala, queda prohibido el acceso directo a la misma.
  • El usuario debe venir provisto con su material (papel, goma, sacapuntas y lapicero u ordenador portátil) el archivo no facilitará  material de oficina o escritorio.
  • El material desechado por los usuarios, mascarillas, guantes, papel, etc. será depositado, por ellos mismos, en una papelera con tapa y pedal de pie instalada al efecto.
  • Para cualquier otra situación regirán las normas habituales y en último caso será el director o personal del archivo quien evalúe la situación.
  • El incumplimiento de esta normativa o de cualquier otra indicación que pudiera realizar el personal encargado, traerá como consecuencia inmediata la denegación del acceso al archivo.